CASADOS SIN CASARNOS - La Pausa que nos unió y que no nos separe nunca.


Ahí estaba el hermoso #vestidodenovia que te habías probado y ajustado para tu boda en una linda tarde de abril, todo estaba preparado para que cumplieras junto con tu prometido la promesa de estar juntos toda una vida. Tu #WeddingPlanner se había encargado contigo desde hace mucho tiempo de que todo estuviera perfecto. Tus proveedores ya estaban listos, el lugar comprometido, los colores de las flores como imaginaste, la música favorita, tu luna de miel y los pequeños detalles que harían de tu día algo maravilloso y especial.

Habías pensado qué decirle en los votos y en ellos imaginabas todo lo que iban a empezar a vivir como familia; las cosas buenas, despertar juntos, formar una familia, tener aventuras enloquecidas y disfrutar del inicio de una historia juntos. Pero a sólo un mes de tu boda el mundo se detuvo; las ilusiones de unir tu vida con tu prometido estarían en pausa hasta un momento indefinido, esa primavera que envolvía tus planes seguía viva pero al exterior, sin una ceremonia que pudiera ser testigo público de su compromiso…Y así es como en estos momentos de penumbra empieza la claridad; después de un tiempo de confusión, tristeza, frustración y mucha tristeza por no poder estar juntos este día llega el momento clave en el que se encuentran con la decisión de casarse sin casarse; te preguntas ¿Cómo es esto? La verdadera prueba empieza cuando el principal motivo de tu boda es justo ese: UNIRSE pase lo que pase. Pospones tu boda y decides en pareja que antes de casarse, han iniciado una poderosa prueba para mantenerse unidos. Quizá no viven en la misma casa, sus trabajos están lejos, están en otra ciudad o del otro lado del mundo. Lo que es seguro es que se aman y que aquí en este momento es cuando ha empezado su matrimonio, cuando la frase se ajusta y empieza “en las malas y en las buenas”.

Su boda está en manos de proveedores de confianza, que buscarán colocar tu fecha de la mejor forma y además estarán gustosos de poderlo hacer sin que canceles tu boda, ellos saben trabajar y como tú se encuentran abatidos por no poderte ofrecer su servicio, pero lo harán increíble cuando puedan festejarlo juntos.


¿Te habías imaginado que tu matrimonio empezaría con esta prueba? NADIE sabíamos que podía suceder esto, lo que sí sabemos es que estas pruebas son la muestra de que el verdadero amor puede ser la mejor fórmula para estar juntos sin estarlo, para realizar una promesa y dar tiempo para poderla llevar a cabo. Aquí es cuando se forja el verdadero inicio de una promesa. Esperarán a prometerse lo que ya saben que los une y esto es más poderoso.

La industria de bodas también se ha comprometido para que ustedes puedan seguir teniendo el sueño de boda que estaban esperando, la pasión por los servicios, la espera de poderlos hacer felices es la poderosa fórmula que también nos une como industria.

Hoy las posibilidades se ajustan y aunque la proximidad es un tema que nos mantendrá distanciados se abren los caminos para poder estar juntos de otras formas.

La tendencia de bodas “petite comité” será una forma de podernos conectar, los protocolos que establecerá la industria una forma de podernos reunir y seguir celebrando el amor a través de lo que más nos gusta hacer: UNA #BODA.

Y ese día será aún mejor que el que habían imaginado al principio, porque después de la tempestad viene la calma y con ella la quietud de vivir al máximo y mucho mejor el privilegio de estar con quien decidiste para toda la vida. Verás tu boda diferente porque ahora sabes, después de cualquier cosa estarán juntos.

Mantén el vestido colgado, lindo y listo junto con la esperanza de que estarás hermosa en él y que juntos podrán continuar con la historia que ya inició y continuará pase lo que pase, porque con esta prueba y las que sigan, ya están casados sin casarse.


Por :

Paola Velázquez

Equipo creativo Revista Bodas & Co


48 visualizaciones0 comentarios